Super User

Super User

Janer Guardia López
Gestor Antioquia

A las cinco de la mañana el bus inicia el recorrido desde el municipio de Anorí hasta la vereda El Roble. Es el primer tramo para llegar a las escuelas Montefrío, Pajonal y La Casita, centros educativos rurales que adoptaron el mismo nombre que llevan sus veredas. Botas, agua, capa impermeable, sombrero y poco equipaje son indispensables para trepar la cordillera, es una auténtica travesía.

Los caminos son difíciles y el recorrido es acompañado por niños de la región, expertos caminantes que guían el paso de la bestia (caballo o mula) y transportan a aquel foráneo por entre los escarpados senderos de la montaña. Incontables historias emanan de las conversaciones con aquellos niños inmunes a la adversidad del terreno y generosos con el discurso, una experiencia vital de infinitos aprendizajes.

Mulas reventadas por artefactos explosivos, personas mutiladas y muertas por la acción de minas antipersonal. Historias de caminos que abrieron los "antiguos", como se refieren los niños muy probablemente a los indígenas y primeros pobladores de las montañas anoriseñas. Y otros tantos relatos producto de su imaginación popular y su pensamiento mágico-religioso.

Mientras se sufren los impases de la bestia, sus sustos, sus resabios, su cansancio, sus resbalones y sus caídas, el clima arrecia y la dureza de las rocas augura un destino fatal. Adelante, la alegría de aquellos niños del campo que aún van a la escuela y trabajan para ayudar a sus familias, despejan la bruma y contagian con optimismo al extranjero incognito, maravillado.

"El campo ya no es lo mismo, antes se vivía sabroso, ahora está muy difícil conseguir la comida", comenta Don Gilberto, un habitante de La Casita que trepa a pie la cordillera con su costal al hombro. Su rostro evidencia el trasegar de muchos años.

**
La tarea está cumplida cayendo la tarde, se respiran las nubes que se pasean libres en lo alto, y vuelve don Gilberto a pie, pero esta vez a descolgar la montaña:

- Don Gilberto, ¿cómo va?

- ¡Ahí mijo!

- ¡Otra vez a pie!

- (Risas) sí mijo, otra vez a pie.

- ¿Y cómo hace usted Don Gilberto?

- Ahí nos vamos yendo despaciesito, hasta que nos vamos del todo.

El Programa Transformación Educativa para la Vida fue incluido en el Portafolio de Mejores Prácticas: Empresa + ComUnidad, la cual es una reseña del esfuerzo de los miembros de RedEAmérica que promueven el desarrollo sostenible en América Latina. 

Este documento reúne 31 mejores prácticas de 10 países: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Perú y República Dominicana. 

“Uno de los principales activos de RedEAmérica es el conocimiento generado a partir de una diversidad de innumerables experiencias impulsadas por sus miembros. Estas experiencias son una fuente de aprendizaje, reflexión e inspiración, la base para innovaciones futuras, y a la vez, una ilustración de que las empresas, las fundaciones e institutos empresariales a lo largo y ancho de la región están comprometidas con encontrar respuestas cada vez más pertinentes y relevantes para avanzar en la construcción del desarrollo sostenible en los territorios”, explica Margareth Flórez, Directora Ejecutiva de RedEAmérica en la publicación. 

Los principales temas que abordan estas mejores prácticas son desarrollo comunitario, salud, seguridad alimentaria, desarrollo de base, inclusión económica, desarrollo integral territorial, medio ambiente, desarrollo empresarial, EDUCACIÓN, entre otros.

Consulta el portafolio de Mejores Prácticas: Empresa + ComUnidad aquí

ISA es hoy reconocida como una líder multilatina con amplia experiencia técnica, que desarrolla sus actividades en el marco de la sostenibilidad empresarial anunció en febrero de 2018 el nombramiento de Maria Adelaida Correa Ruiz como la nueva Directora Corporativa de Sostenibilidad, dirección que hace parte de la recién creada Vicepresidencia de Relaciones Institucionales.

Maria Adelaida, es economista y especialista en gerencia de proyectos de la Universidad Eafit en Medellín. Cuenta con más de 12 años de experiencia profesional en empresas del sector financiero y servicios (energía eléctrica). Entre los cargos desempeñados en su vida profesional, fue Analista en la División de Estudios Económicos del Grupo Bancolombia, Gerente de Proyectos en ISA, Gerente de Gestión Corporativa en la filial de ISA – INTERCHILE,  Dirección de Talento Humano en la filial de ISA - XM.

¿Quién es Maria Adelaida Correa Ruiz?
 

Como persona y como profesional me considero una apasionada de lo que hago, de lo que me gusta y de las personas que me rodean, le pongo mucha energía y mucha pasión a todo, diría que esa es mi principal característica. Soy una mujer enamorada de los hombres, lo confieso abiertamente... Una enamorada de Juan Pedro, mi hijo, y de mi esposo. En el momento estamos esperando una bebé que nacerá próximamente. Sin duda ella también llegará a ser parte de mi infinito enamoramiento. 

 
Como profesional…
 

Desde lo laboral llevo 12 años haciendo parte de ISA, para mí ha sido una experiencia muy bonita porque he tenido la oportunidad de estar en diferentes frentes o negocios de la empresa, tuve la oportunidad de estar desde el principio de la estructuración de los nuevos negocios desde la parte financiera, luego me fui durante cinco (5) años para Chile a trabajar con el tema de concesiones viales – INTERCHILE-, el cual representa alrededor de 20% de los ingresos de la compañía, allí tuve un aprendizaje profesional y personal maravilloso como lo es el hecho de entender las formas de pensar y de trabajar de otros y de aprender a adaptarse, esta experiencia fue todo un reto desde lo personal y profesional muy importante para mi vida. Luego de mi paso por INTERCHLE regreso a Colombia por temas familiares, estuve un (1) año trabajando con XM, una de las filiales de ISA, quienes se encargan de operar y administrar el mercado de energía en Colombia, una empresa de un alto conocimiento técnico, XM es la que garantiza que nuestro país esté iluminado, porque es la empresa que coordina a todos los actores que hacen parte de la cadena de energía. Allí tuve la oportunidad de estar en el área de talento organizacional, y posteriormente llegué a la Dirección Corporativa Sostenibilidad en ISA (2018) para darle continuidad a este tema que me ha apasionado desde siempre, y en el que siento que como persona, como equipo y como empresa tenemos una cantidad de retos grandes. 

 
¿Qué es lo que más le apasiona de esa conexión que se genera entre el Programa Transformación Educativa para la Vida y las comunidades donde ISA hace presencia?
 

Creo que ahí existe un pilar fundamental en el tema de la educación, para mí la educación es como un cimiento, una base que apalanca muchas otras cosas, cuando hay una educación de calidad, cuando hay una construcción de ciudadanía a través de la educación estamos creando una mejor sociedad, creando seres humanos buenos que aportan al mejoramiento, entonces la educación dentro de lo que es el Programa y lo que hace ISA es un pilar fundamental para la construcción de país.
Una de las cosas que para mí es importante dentro del modelo de sostenibilidad de ISA es poder generar capacidades instaladas en las comunidades o en los territorios que donde se hace presencia y a través de la educación poder lograr ese objetivo. Queremos dejar esas capacidades para que las comunidades no se vuelvan dependientes de ISA, sino que generen sus propias competencias y se puedan apalancar en ellas para su desarrollo posterior. 

 
¿Qué representa para ISA un programa de sostenibilidad como lo es Transformación Educativa para la Vida?
 

Transformación Educativa para la Vida es uno de los programas más importantes que tiene ISA, estamos contentos de celebrar los diez (10) años y felices de ser parte de este modelo para el mejoramiento de la calidad en la educación de los establecimientos educativos cercanos a la infraestructura de la empresa. Para nosotros el Programa que tiene unas particularidades muy importantes como son: 

  • En Transformación Educativa para la vida hay resultados contundentes y medibles de lo que se está haciendo y es satisfactorio poder decir que después de la gestión que se hace en cada ciclo que hay resultados donde la calidad de la educación mejora gradualmente en cada una de las instituciones educativas y para ISA eso es fundamental. 
  • Es un Programa replicable, que hemos podido llevar alrededor de muchos departamentos y distintos municipios de Colombia. Es un programa que se ha logrado adaptar a las diferentes realidades, y esto representa mucho para ISA puesto que le permite obtener resultados tangibles y de impacto a la comunidad.
  • Deja capacidades instaladas y eso es lo que ISA busca con su modelo de inversión social. 
¿Qué piensa de la educación en Colombia? ¿Cómo se sueña la educación de nuestro país?
 

Para mí el tema de la educación es una de esas preocupaciones permanentes, un dolor constante, porque pienso que muchas de las situaciones de conflicto que se generan en nuestro país son por falta de educación, como lo mencionábamos al principio, la educación es en la raíz de todo. Es una preocupación permanente y no solo la educación entendida como una educación en una formación técnica o académica sino la educación entendida como todo el ámbito del conocimiento y la formación en valores, creo que mientras nuestro país no haga un esfuerzo desde todas sus instituciones para generar mayor educación de calidad, educación digna y/o educación con oportunidades, muchas de las situaciones de violencia, de desigualdad de corrupción que estamos viviendo se van a seguir originando. Considero que esta es la base, hay que generar un mayor esfuerzo, porque los resultados cuando se invierten en educación no son resultados inmediatos pero sí tienen la bondad de ser resultados a largo plazo y duraderos. Creo es un reto que como sociedad y país tenemos, hay mucho todavía por hacer y por lo menos existen programas como Transformación Educativa para la Vida que están aportando, pero debería ser más y el esfuerzo tanto del sector público como privado debería ser mucho mayor entorno al tema de la educación. (SIC) 

Berledis Monterrosa Vásquez
Gestora Bolívar

Lo estratégico de las alianzas, es la complementariedad que se genera para alcanzar un fin común. Ya son más de tres (3) años en el que la Fundación Breteau  y el Programa Transformación Educativa para la Vida comparten genuinamente una apuesta por la calidad y la pertinencia en la educación de los niños, niñas y jóvenes del distrito de Cartagena. 

La Fundación Breteau se encarga de promover el mejoramiento académico mediante el empoderamiento y capacitación a los y las maestras en el uso de la tecnología. Actualmente, se cuenta con cuatro (4) escuelas en cobertura, donde los maestros a partir de todo el proceso de formación y acompañamiento en el aula han mejorado la didáctica para la enseñanza de las matemáticas y lenguaje utilizando la tecnología.  

Este proceso ha sido exitoso gracias a que parte de los resultados de sostenibilidad es la donación de tablets por parte de la Fundación a las instituciones educativas, para que cada niño pueda utilizar la herramienta en el aula mejorando además el dominio de los maestros en el uso de las TIC’s (Tecnologías de la información y las comunicaciones). 

El mejoramiento en la atención en el aula han sido también aspectos que marcan positivamente el desarrollo del programa en las escuelas, hoy se cuentan con experiencias significativas por parte de los maestros en el mejoramiento de la atención, motivación y aprendizaje de los estudiantes. La motivación se evidencia en el uso periódico de la herramienta para mejorar los procesos de enseñanza aprendizaje.

Se ha brindado todo el apoyo y acompañamiento necesario tanto para entender la dinámica institucional como de contexto de ciudad, consolidando una alianza estratégica exitosa.  

Fundación Breteau...

"Para la Fundación Breteau, trabajar con el Programa Trasformación Educativa para la Vida - alianza ISA /Fundación Antonio Restrepo Barco -, ha sido una experiencia significativa y vital para el crecimiento y la sostenibilidad de nuestro programa. Esta alianza nos ha permitido llegar a las Instituciones Educativas de Cartagena de la mano de  la Gestora Berledis Monterrosa quien ha sido un puente de comunicación entre los profesores y coordinadores de la región, facilitando nuestro trabajo y generando un sentimiento de confianza y credibilidad de parte de las instituciones hacia nosotros. Gracias al apoyo y el trabajo conjunto con TEPV, la Fundación Breteau se ha convertido en una prioridad para las escuelas que acompañamos; situación que se traduce en tres (3) años de trabajo y seguimiento constante por parte de ambas fundaciones y en el éxito de la implementación de un programa de tecnología educativa en contextos de extrema pobreza. 
 
Es importante reconocer cómo esta alianza ha trasformado el contexto educativo de las instituciones beneficiadas; hoy en día vemos profesores y coordinadores comprometidos, transformación del modelo pedagógico tradicionales, estudiantes motivados y en general una comunidad más unida y organizada. Finalmente, esperamos que estas iniciativas privadas empiecen a llamar la atención de las entidades gubernamentales y que en un futuro estas comunidades puedan reciban mayor apoyo’". 

Yhira Ibarguen 
Oficial de la Fundación Breteau para Colombia.

Jessica DeVilla 
Asesora pedagógica para las escuelas - Fundación Breteau

En el marco de la ejecución de la ‘Quinta Expansión’ del Programa Transformación Educativa para la Vida buscamos relanzar la campaña #YoSoyTransformador. Con esta campaña buscamos sensibilizar y crear conciencia entre todos los actores de la comunidad educativa y la comunidad en general sobre la importancia de transitar juntos caminos que nos lleven al mejoramiento de la calidad educativa.
 
Invitamos a las comunidades educativas a lo largo y ancho del país a que juntos apropiemos actitudes y comportamientos hacia la transformación educativa de sus territorios y logremos difundir iniciativas individuales, grupales y públicas que nos aporten al mejoramiento de la calidad educativa.
 
Es por esto que los invitamos para que todos y todas compartamos mensajes mediante los cuales hagamos apuestas y compromisos con la transformación de la calidad educativa.
 
Encuentra nuestro afiche en tu Institución Educativa, la Alcaldía o Secretaría de Educación de tu municipio, escríbenos un mensaje acompañado del numeral (#YoSoyTransformador) en las notas adhesivas que se encuentran en la parte final del afiche y envíanoslo o publícalo en nuestras redes sociales (Facebook o Twitter) y sé parte de la TRANSFORMACIÓN. 

Janer Guardia López
Gestor Antioquia

 

Si existe un laboratorio para el posconflicto en Colombia, es Anorí, el municipio antioqueño incrustado en la cordillera central de los andes, que se proyecta al mundo como un modelo de transformación social, económica y política en el marco de la coyuntura actual que define un período de tránsito de la confrontación armada, hacia la paz con un enfoque territorial.

El Programa Transformación Educativa para la Vida –PTEV- de la alianza ISA  y la Fundación Antonio Restrepo Barco, no es ajeno a esta realidad histórica que vive el municipio y por ello viene aportando de manera significativa tanto al mejoramiento de la calidad de la educación de las escuelas cercanas a la infraestructura de ISA en la Entidad Territorial, como a la construcción de la política pública educativa municipal –PEM-, que busca integrar decisiones, acciones y acuerdos para dar solución efectiva a los problemas focales que afectan la garantía del derecho a la educación en Anorí.

Se trata de un ejercicio de participación comunitaria donde los Anoriseños son reconocidos como sujetos de derecho e integrados de manera directa al proceso de formulación del instrumento de planificación. Se crea, de esta manera, una política desde las bases –de abajo hacia arriba- para que los próximos dos gobiernos la apropien y la implementen.

La fuerza de la política está centrada en lograr una lectura del contexto a través de la consulta ciudadana en el ámbito rural y urbano, lo que permitirá a un equipo impulsor del PEM conformado por representantes del sector educativo, orientar y encaminar de manera concertada los procesos para el mejoramiento de la calidad de la educación partiendo de las condiciones iniciales identificadas.

Si bien la educación constituye uno de los eslabones necesarios en la cadena de factores impulsores del tránsito de las armas hacia una paz estable y duradera, sabemos que no es posible consolidar la paz territorial sin una educación de calidad para los niños, niñas y jóvenes que se proyectan al tejido social actual en un marco de inclusión, participación y mejores perspectivas de futuro.

Para la comunidad educativa municipal, en cabeza del Secretario de Educación Luis Rodrigo Cárdenas, es realmente significativo que el Programa continúe en el territorio aportando a la consolidación de la paz a través de la garantía efectiva del derecho fundamental a una educación con calidad. De la misma manera, esperan que la Quinta expansión logre finiquitar el PEM desde una perspectiva innovadora, que permita subsanar las dificultades de la educación local, incluir el fututo de la educación deseado por todos los Anoriseños y acotar sistemáticamente los elementos, escenarios, dinámicas e interacciones que faciliten y permitan impulsar el mayor potencial deseado en los temas educativos, que no está por demás ratificar, son la fuente que demarca las acciones productivas, económicas, ambientales y sociales en el territorio.

Si el posconflicto es hoy una realidad palpable en Anorí, se requiere por tanto que la política pública educativa vaya en consonancia con esta coyuntura histórica que avoca al país hacia la trasformación estructural en todas sus formas y dimensiones. Para nosotros como Programa, es inmensamente grato y satisfactorio seguir impulsando esta transformación social, económica y política porque nos place enteramente contribuir a mejorar las garantías para una educación humanizante y transformadora, una educación que siente las bases para construir el país que queremos: una Colombia educada y en paz.

Los invitamos a realizar un reconocimiento de los departamentos que harán parte de la transformación educativa. 


A la fecha los 11 municipios que harán parte de la 'Quinta Expansión' se encuentran iniciando la 'Fase Arranque'. Esta expansión incluye acompañar algunas comunidades indígenas en los departamentos de Cesar y Córdoba.​
 
 

PuebloArhuaco

Imagen tomada de portal  Web OrigenArhuaco

Sofía Peñata Doria - Gestora Córdoba
Medardo Rafael Barros Bolaños - Gestor Cesar

En Colombia, a pesar de los avances en cuanto a normatividad que ampara y protege a los pueblos y naciones indígenas, estos continúan en una condición de vulnerabilidad inaceptable, toda vez que hacen parte del Estado nación y además son parte esencial para la construcción y desarrollo de país. Ellos con su constancia y lucha por preservarse y en otros casos revitalizarse y hasta reconstruirse como cultura, estos han realizado grandes esfuerzos por mantener su identidad, usos, costumbres, cosmovisión y conservar sus territorios a través de la que “es la forma privilegiada de transmitir, conservar, reproducir y construir la cultura. Permite generar conciencia crítica capaz de transformar la sociedad” Artunduaga, l. (1997), la educación. Esa que de facto asumimos como unísona y general para todo Colombiano, pero es en este marco de sistema reproductor cultural y social que cobra valor esa lucha que vienen adelantando los pueblos originarios por el derecho a un proceso educativo enmarcado en la pertinencia, la contextualización y el derecho a la autodeterminación que hoy conocemos como Etnoeducación o Educación Propia e intercultural, escenarios desde el cual se proyecta el ser indígena.

Históricamente la educación para pueblos indígenas ha estado marcada por su concesión a terceros por parte del Estado, principalmente a la iglesia católica fue a quien se le delegó esta responsabilidad. La entrega de la educación por parte del Estado a la Iglesia, es un hecho que profundiza la ruptura cultural de las comunidades, puesto que para entonces ““el saber disciplinar” además de organizarse en función de los planes educativos, era tamizado en función de las verdades y principios religiosos” Romero, F. (s.f.). Así, se convirtió en una herramienta que anuló la posibilidad de muchos pueblos de circular mediante la palabra y las prácticas rituales y sociales, su identidad cultural, su autonomía, su conocimiento y hasta su estructura social. Pero la lucha constante frente a la exigibilidad de los derechos ha permitido que hoy, los pueblos originarios, cuenten con un amparo legal en la normatividad nacional e internacional que reconoce el derecho mayor y el derecho a la autodeterminación. Desde allí, se abrió el escenario para la construcción del S.E.I.P, Sistema Educativo Indígena Propio, un sistema educativo que sea eje fundamental para el fortalecimiento de sus principios, el cual surge en rechazo, precisamente, a las formas de educación que les venían siendo impuestas.

Hoy día los procesos de interculturalidad están pasando de la teoría a una praxis en la cual el diálogo de saberes que se establece entre conocimientos que transitan por el sistema educativo, se materializa en una apuesta formativa que busca garantizar la pervivencia étnica y la posibilidad de la interacción en marcos de respeto y comprensión de lógicas, ciencias, conocimientos y cosmovisiones disimiles y distantes.

No obstante, luego de alcanzar la construcción del S.E.I.P y el reconocimiento por medio del decreto 1953 del 7 de octubre de 2014, hace falta sortear los obstáculos que en diferentes espectros se le presentan, en primer lugar, porque no hay garantías suficientes por parte del Estado y en general de las entidades territoriales para respaldar las propuestas ‘Etnoeducativas’ o de ‘Educación Propia’ y en segundo lugar, porque Colombia, en materia de educación, responde a políticas internacionales que de alguna manera alienan las cosmovisiones de quienes ingresan al sistema educativo regular, por medio de estandarización y concepción unívoca del conocimiento.

Es importante resaltar, cómo muchos pueblos han logrado dentro de un proceso contraveniente, mantener sus usos y costumbres, los pilares de su cultura y buscar el establecimiento de procesos formativos que les permitan transitar en el conocimiento con una mirada compresiva de lo diferente, de inclusión con el no indígena y sobre todo de relacionamiento desde su cosmovisión. Es esta una gran lección para quienes olvidan que el país es pluricultural y que por tanto la educación debe apuntar hacia la interculturalidad, alejada de la creación de diferencias, marcas, etiquetas y estigmas, para llevarnos a reconocernos y reconocer al otro en marcos de respeto y diálogo.

El Estado como garante del derecho a la educación, debe velar por construir, en conjunto, políticas a mediano y largo plazo que eviten la desaparición de las culturas indígenas, respetando su espiritualidad y riqueza cultural. En esta vía, viene a ocupar un espacio importante la ‘Etnoeducación’ como “un proceso de recuperación, valoración, generación y apropiación de medios de vida que responde a las necesidades y características que le plantea al hombre su condición de persona.” Artunduaga, l. (1997). La Ley 115, define etnoeducación como “la que se ofrece a grupos o comunidades que integran la nacionalidad y que poseen una cultura, una lengua, unas tradiciones y unos fueros propios y autóctonos”. De manera que, representa para el sistema educativo un reto muy importante porque señala el camino para intercambiar discursos que construyan una nueva forma de ver la diversidad étnica.

 

Referencias bibliográficas

Artunduaga, l. (1997). La Etnoeducación: una dimensión de trabajo para la educación en comunidades indígenas de Colombia. Disponible en: https://rieoei.org/historico/oeivirt/rie13a02.htm

Romero, F. (s.f.). Manuel Quintin Lame: sabiduría y saber escolar. Disponible en: http://www.humanas.unal.edu.co/colantropos/files/5214/5615/3567/manuel_quintin_lame_sabiduria_y_saber_escolar.pdf